Los universitarios comenzaron una campaña: “Just pay it”, tanto en las universidad como en la sede de Nike de Washington. Al final la maravilla perdura, y las vidas pasan, se olvidan, no cuentan. Pero esta imperial impostura ha dejado secuelas por el camino; cientos de miles de vidas al servicio de la construcción faraónica. Todas esas miles de personas explotadas en las fábricas no existen para Nike, no son partícipes de un mensaje tan inspirador. Porque Nike conmueve con su discurso integrador, pero se olvida de miles de personas que no pueden ni siquiera plantearse tener una oportunidad. Espero que tengas una buena justificación.

Juntamos las mejores firmas para ocupar en esas comprar camisetas nba de china que aguantan más de tres lavados y combinan con cualquier cosa. 2 millones, cosa que las fábricas subcontratadas no hicieron. Sin embargo, y como bien detalla Hengeveld (2016), tuscamisetasnba la situación de las mujeres en la actualidad en Vietnam está muy lejos de parecerse a lo que Nike postula en sus campañas. Asimismo, en 2016, Nike presentó Da Da Ding, una campaña enfocada en el empoderamiento de las mujeres como deportistas. Nike se dio cuenta en la década de los 80 que no podía olvidar a las mujeres.

La federación quiere que eso cambie, que se vendan camisetas genéricas, sin nombre ni número, y que no solo sean las oficiales: también versiones más baratas. Nadie discute eso. Pero ello se ensombrece cuando, conscientemente, se incurre en los mismos errores una y otra vez. La propietaria es una mujer de 76 años que se pasa la vida viajando y que con el hotelillo saca el “argent de poche”. En ser elegido para formar parte del primer quinteto ideal de la NBA: 21 años y 138 días. Las trabajadoras de sus fábricas continúan viviendo por debajo del umbral de la pobreza, con salarios de miseria que necesitarían ser doblados, triplicados o cuadruplicados para alcanzar una remuneración digna que les permita vivir con sus familias.

En definitiva, Nike probablemente no esté haciendo nada ilegal en todas las actividades descritas, pero su discurso moralista que estipula en los contratos no concuerda con su forma propia forma de entender los negocios. Y lo mejor de todo, de forma muy sencilla. En conmemoración del aniversario 20 de la franquicia durante la campaña 2014-15, los Raptors desempolvaron los uniformes «Dino» como onda retro. En los últimos años, Nike ha empujado la campaña “The Girl Effect” sobre la necesidad de dar oportunidades a las niñas de países en desarrollo, a partir de la concesión de microcréditos, y diferentes ayudas. Además de presentar los uniformes alternativos, Statement Edition, de los 30 equipos (unos cambian más que otros: ojo a los de Oklahoma o Portland), Nike también reveló las primeras sudaderas pre-partido y los nuevos e innovadores CONNECTED JERSEY.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *